Salud y nutrición | Perros | January 29, 2020

Consejos para la higiene dental de tu perro

Val Culpin
De: Val Culpin

¿Por qué es importante el cuidado dental

La mala salud dental puede ocasionar muchos  problemas para tu mascota, que incluyen:

  • Mal aliento (halitosis)
  • Placa
  • Sarro
  • Gingivitis
  • Periodontitis
  • Abscesos

La mala higiene puede provocar inflamación de las encías, lo que puede causar infecciones bacterianas que afectan órganos como el corazón y los riñones, y en casos extremos puede incluso causar la muerte.

Aunque los perros pequeños son más propensos a problemas dentales, hay algunos pasos fáciles para promover la salud dental de cualquier mascota.

Como con los niños, comienza pronto con los buenos hábitos.

Una de las mejores medidas preventivas comienza con el entrenamiento desde cachorros. Enséñele a tu perro joven que te permita inspeccionarle, abrirle la boca y examinar sus dientes.

Es importante poder controlar la boca de tu perro de forma regular ya que los primeros signos de periodontitis a menudo no son muy evidentes. También debes pedirle a tu veterinario que revise su boca  regularmente para asegurarse de evitar cualquier problema de raíz. El entrenamiento temprano también ayudará a preparar a tu mascota para que acepte el cepillado de dientes, que debe comenzar lo más joven posible con un cepillo de dientes y pasta dental.

Pídele a tu veterinario que te muestre cómo se hace el proceso para familiarizarte a ello.

Seleccionar un cepillo de dientes.

Los cepillos de dientes vienen en varias formas. Además del modelo tradicional que todos conocemos, también hay un cepillo de dientes que se ajusta sobre el extremo del dedo y, a menudo, es más fácil de maniobrar en la boca de tu mascota que un cepillo de tipo regular. Incluso puedes usar una esponja de gasa sobre tu dedo o un cepillo de dientes de cerdas muy suaves. La pasta de dientes  también viene en una variedad de sabores para el disfrute de tu mascota. No uses nunca pasta de dientes humana ya que la mayoría de las pastas dentales humanas tienen ingredientes que son innecesarios para tu mascota o pueden causarles daño. Debes preguntarle a tu veterinario cómo limpiar mejor los dientes de tu mascota.

Limpieza y chequeos regulares

Si tu perro desarrolla sarro, podredumbre dental o enfermedad de las encías, es posible que deba someterse a una limpieza que su veterinario generalmente realiza bajo anestesia general. Febrero se considera el mes de la salud dental para las mascotas y, a menudo, los veterinarios realizarán promociones especiales durante este mes para alentar el examen, la atención y el tratamiento adecuados para los problemas dentales. A menudo, todo lo que se requiere es una limpieza, pero a veces también se necesitan extracciones si algunos de los dientes no se pueden salvar.

 

Atento a los síntomas sutiles

A veces, los síntomas de problemas de salud oral son muy sutiles. Si tu perro muestra preferencia por los alimentos blandos, come de un lado o grita y se queja cuando mastica huesos o juguetes, es el momento de que tu veterinario revise su boca para identificar el problema.

El dolor de dientes también puede causar cambios de comportamiento en tu mascota. Si alguna vez has tenido un dolor de muelas, sabráslo doloroso que es, así que afronta el problema tan pronto como notes los signos.

Elija una dieta que promueva la salud dental

Algunos alimentos para mascotas usan ingredientes que promueven la salud dental al inhibir la formación de sarro. Las estructuras de fibra específicas pueden ayudar a “fregar” los dientes, reduciendo el tiempo entre limpiezas dentales. Los alimentos también pueden contener un ingrediente que  fija el calcio para prevenir la acumulación de sarro. Algunos juguetes ayudan a mejorar la salud dental al estimular la masticación. Además, hay productos diseñados específicamente para la salud dental y aprobados por el Colegio Oficial de Veterinarios .

 

La salud dental y la atención preventiva son tan importantes para tu perro como lo son para cualquier otro miembro de la familia, así que estate atento a esas perlitas puntiagudas blancas para detectar cualquier signo temprano de problemas. Tu cachorro te lo agradecerá.