Salud y nutrición | Perros | July 7, 2019

Consejos de verano para perros

Dra. Jennifer Adolphe
De: Dra. Jennifer Adolphe

El verano está en pleno apogeo, y es la temporada de viajes por carretera, caminatas y días de playa con nuestros peludos familiares. Es un buen momento del año para crear recuerdos, pero con el aumento del calor y los cambios en la rutina, es igualmente importante tomar precauciones y planificar previamente. A continuación hay algunos consejos de verano para que tu perro se mantenga feliz y saludable durante la temporada de verano.

Los mejores consejos de verano para perros

Mantenerse hidratado

Si bien los perros deben tener acceso a agua dulce en todo momento, esto es aún más crítico en los meses de verano cuando la deshidratación puede ocurrir rápidamente debido a las temperaturas más altas. Asegúrate de llevar agua y un recipiente plegable cuando salgas a hacer alguna ruta, y tenga agua fresca disponible ya sea en la playa o jugando en el patio.

Agregar cubos de hielo  al recipiente de agua de tu perro puede hacer que tu perro beba más. Ofrecer comida para perros enlatada / húmeda o humedecer las croquetas también puede ayudar a aumentar la ingesta de líquidos.

Solo ten en cuenta que los alimentos húmedos para mascotas, deben tratarse como alimentos frescos y deben refrigerarse o desecharse si no se comen inmediatamente para evitar problemas de seguridad alimentaria.

Cuidado con el sol

Los perros pueden quemarse al sol al igual que las personas. Los perros blancos, de color claro y con una capa fina de pelo son especialmente propensos a las quemaduras solares; así que asegúrate de aplicar regularmente un protector solar a prueba de agua formulado para bebés o mascotas. Encuentra un lugar sombreado para colocar un tapete fresco para tu perro, ya sea en el patio, en la playa o durante los descansos del sendero.

Además, las superficies exteriores pueden calentarse rápidamente con el sol del verano y pueden quemar las almohadillas de tu perro. Evita las horas duras de sol para el paseo, sal a pasear con tu perro por la mañana o por la noche, o en áreas sombreadas. No olvides hacer la prueba de los 30 segundos en el pavimento, presionando tu mano contra la superficie por 30 segundos; antes de aventurarte afuera. Si es molesto o doloroso para ti, también será doloroso para tu perro.

En la carretera de nuevo

Cuando salgas de viaje, asegúrate de planificar la dieta de tu perro antes de salir de casa. Si viajas solo por unos pocos días, lleva suficiente comida y golosinas para la duración del viaje y así evitaras preocupaciones mayores y problemas de digestión. Si planeas viajar semanas o meses, es posible que debas comprar comida para perros mientras está ausente. Infórmate con antelación donde se encuentran las tiendas que tienen tu comida de confianza y planifícalo con anterioridad.

Tampoco está de más, saber donde se encuentra el centro veterinario de urgencias cerca de tu lugar de vacaciones e indagar un poco la zona en este sentido. Aunque no hay que ser alarmistas y esperamos que no tengas que hacer uso de ello, es mejor prevenir que curar y estando bien informados viajarás más tranquilo.

¡Disfruta el verano!

Con un poco de planificación, tus días de verano y tus viajes estarán llenos de recuerdos divertidos de los momentos compartidos con tu mascota. La nutrición, hidratación y protección solar adecuadas mantendrán a tu perro feliz y saludable,  y a ti con el.