Salud y nutrición | Perros | March 8, 2020

Acampada invernal con tu perro

Val Culpin
De: Val Culpin

Acampar con tu amigo canino es una actividad que se puede compartir y disfrutar en cualquier época del año. El cambio de lugar y la rutina combinados con los olores de la naturaleza pueden ser una adición bienvenida, tanto para tu perro como para ti.

Si bien la mayoría de la gente prefiere acampar durante los meses de clima cálido, de primavera a otoño, algunos aventureros  también disfrutan del vigor de la acampada en invierno. La gran pregunta es, ¿tu perro se sentirá de la misma manera?

Considera la tolerancia de tu perro al clima frío

La mayoría de los perros estarán entusiasmados cuando se trata de jugar en la nieve o salir a caminar o correr durante el clima frío. Sin embargo, esas excursiones más cortas no se comparan con la posibilidad de que tu perro pase muchas horas e incluso durante la noche en temperaturas frías continuas. Para garantizar que tu amigo se mantenga feliz y saludable en un viaje de campamento de invierno, debe tener en cuenta varias cosas.

¿Cuando es demasiado frío?

La mayoría de los perros pueden tolerar temperaturas  realmente bajas, siempre que se preste atención a mantenerlos calientes y secos.

El tamaño y el  pelaje dictarán la tolerancia al frío

La masa corporal y el pelaje de tu perro generalmente pueden ser un indicador de cómo de bien manejará los períodos prolongados de frío al aire libre. Los perros más grandes con pelaje más pesado, obviamente, van a ser mejores para retener el calor corporal que un perro pequeño de pelo corto. Sin embargo, el tamaño y la calidad del pelaje de su perro no le impiden llevar a un perro más pequeño a una aventura de  de invierno; simplemente debes ser más consciente de sus requisitos cuando se trata de mantenerlo cómodamente cálido.

Equipo de campamento de invierno para tu perro

Como la primera prioridad es mantener a tu peludo cálido y seco, es posible que necesites un abrigo  impermeable y forrado para él. Los viajes de campamento de invierno pueden suponer cualquier cosa, desde aguaceros torrenciales hasta nevadas. Un abrigo reflectante también es una buena idea, dependiendo de las zonas hay que tener en cuenta los lugares de monte donde haya caza controlada y pueda resultar una ayuda doble para evitar peligros mayores.

También necesitarás un arnés y si es posible  con mochila incorporada,  para que el mismo porte su  equipamiento necesario encima. Una correa resistente también es imprescindible, y si puedes encontrar una que se enganche a tu propia mochila mucho mejor.

Dependiendo del terreno, la época del año y el estado de las pezuñas de tu perro, también podrías considerar comprar botines para proteger sus patas mientras acampas en invierno. Los senderos helados pueden causar estragos en las almohadillas tiernas.

Independientemente de lo que termines comprando en cuanto a equipo especializado para tu perro, asegúrate de que esté acostumbrado a él y que esté cómodo con él antes de comenzar tu aventura de invierno.

Medidas adicionales para mantener feliz a tu perro

Una vez que tenga lo básico cubierto, debes pensar en otros aspectos para mantener a tu perro cómodo y feliz durante un viaje de campo en  invierno.

Asegúrate de guardar las toallas y un cepillo para facilitar el secado si se moja, y siempre comprueba que esté totalmente seco antes de acostaros por la noche.

Si bien es posible que no puedas llevar su cómoda cama de casa, debido al peso y al volumen;hay disponibles almohadillas especializadas y sacos de dormir para perros en el mercado. O puede llevar una manta cálida de casa para mantenerlo cómodo durante la noche.

Por lo menos, asegúrate de que tu perro tenga una superficie para dormir que le aisle del suelo directo, algún tipo de refugio y algo que lo envuelva para mantenerlo caliente mientras duerme.

Las necesidades nutricionales pueden cambiar

La exposición prolongada a temperaturas  frías y el realizar más ejercicio puede significar que tu compañero canino necesitará más comida y agua, así que asegúrate de llevar lo suficiente para cubrir el tiempo que planeas estar fuera. También es una buena idea un juego de cuencos plegables para alimento y agua: son más compactos y más livianos que un tazón  estándar como los que usas en casa.

Asegúrate de guardar los documentos

Siempre es una buena idea llevar copias de cualquier documento relacionado con tu perro: documentación de vacunación, requisitos de medicamentos, etc. Si tu perro toma algún tipo de medicamento, asegúrate de incluirlo en sus suministros para el viaje.